Primavera Fauna 2016, nuestras impresiones.

Conoce todos los detalles para ir preparado a Primavera Fauna
11 November, 2016
maxresdefault
Mac Demarco en Chile por partida doble: 18 y 19 de noviembre.
16 November, 2016
Show all

Primavera Fauna 2016, nuestras impresiones.

primal-scream

El sábado 12 de noviembre se llevó a cabo la versión 2016 del Festival Primavera Fauna, esta vez dividida en Día y Noche, modalidad que se utilizó por primera vez, y que entendemos, buscó dividir a los grandes públicos que ha ido desarrollando este evento a lo largo de los años.

También debutaban los recintos, ya que por primera vez el festival salía de Espacio Brodway (odiado y amado), para realizar su versión día en el Espacio Bicentenario (Ex Club de Campo), en Las Condes 12160 y la versión noche en Espacio Riesco (odiado y amado también)

La verdad es que, por razones de logística solo asistimos a la versión día, y no pudimos llegar muy temprano, por lo que procedemos a contarles básicamente lo que nos gustó, y también lo que no nos gustó tanto.

Lamentablemente nos perdimos varios grupos, y el que más nos dolió fue Kurt Vile, pero esperamos que vuelva pronto y nos reivindiquemos. Eso si no nos podíamos perder a Courtney Barnett, quien a sus 29 años y procedente de las australias logró conquistar al público de Primavera Fauna con lo más mínimo, su guitarra, una batería básica y un bajo. Solo 3 personas en el escenario bastaron para demostrar que la música en estado puro sigue siendo una apuesta segura. Para demostrar que una buena voz, actitud y una idea clara siempre serán argumentos de sobra para montar un show de calidad y que genere un impacto en el público.

The Brian Jonestown Massacre venían a desmostrar porque son una de las bandas insignes del rock psicodélico de los 90s, y a pagar una deuda de muchos años para la fanaticada local que los esperaba con ansias. El sonido de los encabezados por Anton Newcombe tiene un sello propio que en vivo se expande y te lleva a lugares mágicos, que ayudados por los cerros de fondo hicieron de este un deleite para los sentidos de la gallada. Aunque tuvieron algunos problemas técnicos que le quitaron jumbitos a su presentación, lograron que su debut en tierras nacionales fuese para recordar.

Edward Sharpe and the Magnetic Zeros volvían tras 5 años, luego de haber hecho historia al ser parte del cartel del primer Lollapalooza Chile, por allá por el lejano 2011. Con sus miles de integrantes en escena, el Eduardo logra transmitir una energía única al respetable, con una mezcla de histrionismo y misticismo que encanta a muchos y que mantiene al show en un punto alto de energía durante la mayor parte del tiempo, aunque también es capaz de generar ambientes más íntimos y tranquilos gracias a la gran capacidad que tiene su banda para el vivo.

Primal Scream 615x410 Primavera Fauna 2016, nuestras impresiones.

Primal Scream, era quizás, el número más esperado de la jornada, de hecho fue el que convocó la mayor cantidad de público y energía del mismo, con un Bobby Gillespie incombustible y que no tiene nada que envidiar a cualquier frontman de la actualidad, de hecho muchos de esos le deben rendir homenaje y dar las gracias por existir (quizás exageramos, pero nos gusta hacerlo). Con un show muy pulcro y un sonido perfecto, Primal Scream llenó todos los espacios y cautivó a la audiencia, justo en ese momento cuando el sol se está arrancando de nostros y la noche comienza a aparecer. Como era de suponer (y agradecer), varias canciones del mega clásico “Screamadelica” (1991), fueron el plato fuerte de su show, comenzando con “Movin’ On Up”, pasando por “Higher Than the Sun” y “Loaded”, para terminar con “Come Together” y un coro de feligreses que fueron fieles, como siempre somos en chilito.

Los franceses de Air fueron los encargados de cerrar la jornada Día y lo hicieron perfecto, incluso aunque algunos digan que pueden llegar a ser una fomedad en vivo, esta banda tiene un sonido exquisito en vivo, y unas visuales que funcionaron muy bien en la noche santiaguina. La elegancia y la pulcridad del sonido de los franceses armaron un ambiente de tranquilidad y serenidad que transformó al festival en una teparia de relajación muy efectiva y necesaria luego de la larga jornada. Moon Safari (1998) fue el album que aportó con los puntos altos de la presentación, siendo el final con el tridente “Kelly Watch the Stars”, “Sexy Boy” y “La Femme d’Argent” el mejor cierre que el festival podría haber pedido.

Es verdad, el recinto no era el más perfecto, nos pareció mucho más cerca, o al menos mucho más asequible que Espacio Broadway, y había mucha tierra, maleza y piedras, y lo peor es que se veía poco acceso para discapacitados (no estamos seguros de si los había o no la verdfad). Pero fue perfecto para la cantidad de personas que asistieron, y los baños y lugares para comer nunca colapsaron, lo que es un punto a favor. Al final, hay muchas cosas que mejorar en el recinto si es que lo van a seguir utilizando, pero en términos generales creemos que pasó la prueba, y Primavera Fauna sigue siendo uno de nuestros festivales favortios ever.

air 615x410 Primavera Fauna 2016, nuestras impresiones.

Fotos: Air Paulo Reyes y Primal Scream Juan Pablo Morales (Fauna Prod.)

Saporotti
Saporotti
Publicista aparentemente capacitado para la profesión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>